Bienvenidos!!!


Haciendo Infancia abre este espacio para invitarte a repensar y construir juntos el tiempo de Ser Niño


Contribuyendo con padres e hijos durante el tiempo de la crianza a traves de los talleres de Masaje Infantil


Ofreciendo además, asesoramiento sobre temas vinculados a Estimulación Temprana, prematurez, discapacidad.




www.haciendoinfancia.com.ar


Cólicos: "la importancia de CONTENER "

Escritorio de un Pediatra
¿El cólico del bebe o "La Historia Oficial"?
En Buenos Aires se ha generalizado la teoría del "cólico", sin que haya nada que la sustente. Todos hablan de "cólicos" y de "gases" prácticamente desde que el niño nace, y esa es la única causa y la única explicación admitida ("La Historia Oficial").
En realidad, el "cólico" fue descrito tradicionalmente en pediatría como el "cólico vespertino" o "cólico de los tres meses", que se presenta como llanto "inexplicable" a partir de cierta edad y según autores clásicos como Illingwoorth, hacía crisis luego del primer mes, para ir desapareciendo hacia el tercero.
El diagnóstico de "cólicos" nunca se hacia en el recién nacido.
El hecho que los niños lloran viene, a nuestro medio, a ser "descubierto" en el postparto inmediato. Durante el embarazo nadie habla de esto, y nadie se prepara para abordarlo ni contenerlo. La explicación "son cólicos", a mi entender, aparece como respuesta estereotipada institucional de médicos, nurses y otros profesionales que en las maternidades "exitosas" y "exitistas" no se permiten (¿o no les permiten?) decir "no se" frente a la pregunta de la madre ¿"porque llora mi niño?.

El sistema privilegia el "hacer" por sobre el "reflexionar" o el "sentir".
Tanto por el lado de la familia como por el lado profesional, no hay espacio para conectarse con los aspectos más profundos y eventualmente angustiantes de la maternidad y de la paternidad.

El enorme de volumen de pacientes que pasan por internaciones cada vez más cortas tampoco favorece que los profesionales de las instituciones lleguen a conocer las características del entorno familiar y trabajen con el sistema de sostén de la madre, es decir su familia, y finalmente la respuesta común a la que atinan es uniforme y medicalizada : "¡son cólicos!".
Por supuesto, a los "cólicos" siguen todos los tratamientos "anti cólicos" (gotitas y "bicicleta" incluidas); cuando, en mi experiencia de pediatra, es mucho más eficaz contener, estimular las propias capacidades de la madre, y orientar a la familia hacia una actitud positiva.

El niño y la madre ¿no son a esta altura todavía una misma persona acaso? Tranquilizar a la madre creándole alrededor paz, tranquilidad, abrazos y contacto piel a piel con su niño son más eficaces que la simeticona.
Por supuesto todo esto requiere tiempo y disponibilidad.
Como pediatra, me lleva bastante tiempo y esfuerzo desactivar estos inoculados falsos cólicos (es decir, sacarlos no de la panza del niño sino de la cabeza de la madre) y reorientar a la familia.
Dr. Osvaldo Stoliar
Pediatra

1 comentario:

  1. Si estás interesado en comentar o compartir informacion con otras familias escribinos a haciendoinfancia@hotmail.com

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.